jueves, 9 de diciembre de 2010

aquel beso que no di.

El deseo apareció en ese instante
en que todo se queda en silencio,
la algarabía se hizo plenitud en el vacío
y el tímpano se cubrió de placer ennegrecido.
Alcé mis distraídos ojos, por una vez
y me encontré en el camino con los tuyos.
Una leve sonrisa dibujada en el aire
destruida por la voz que rompió la seda:
ese timbre, maldito crepúsculo de atracción ingrata.
Acabó con el instante/hizo oscilar la decisión
y naufragó mi enclaustrada esencia en
un ocaso balsámico,
calmante de avidez que corrió por mis labios:
omisión, pausa y apatía.
Es la disposición prorrogada
de lo que nunca debió ocurrir.



Clytie.

4 comentarios:

  1. jajajajjaja
    yo cuando voy borracho ni veo, pero ver muchas chicas iguales a ti puede ser un problema! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Hola,bello blog,preciosas entradas, te encontré en un blog común,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/,muchas gracias, buena tarde,besos.

    ResponderEliminar
  3. Es precioso cris! atrevete a poner alguno en nuestro blog... http://poetrysocietyclub.blogspot.com/

    ResponderEliminar