jueves, 9 de septiembre de 2010

de encontronazos, casualidades y faltas de respeto.

   Es vergonzosa la forma que tienen ciertos medios de jugar con la intimidad y los asuntos privados de las personas con el jodido pretexto de la “libre información”.
Esta información con nombres y apellidos, El Mundo, te la puedes GUARDAR donde te quepa. Hay cosas que sé que no querrían ser encontradas al buscar en Google. Hay gente que se puede sentir humillada. Qué coño, hay asuntos que no queremos que se sepan, por unas razones o por otras. Y nadie tiene derecho a airear trapos sucios (¿noticias?) con detalles tan innecesarios sólo por vender unos cuantos periódicos más. Sólo por ver como cientos de dedos acusadores y sedientos de sangre se desplazan por una lista buscando un conocido. Para tener algo de lo que hablar durante las comidas familiares, ¿verdad? Buitres…
Morbo y cotilleos los mínimos, por favor. Es que no sé cómo tuvisteis el puñetero valor de publicarlo. Y tampoco entiendo cómo puede seguir en la web. Porque sí, es lógico que haya gente a la que no le importe. A mí, personalmente, me daría igual. Pero sé que hay por lo menos una a la que sí que le trajo ciertas consecuencias. No muy graves, pero desagradables: estos buitres tienen el pico demasiado largo y el estómago demasiado hambriento de problemas ajenos. No quiero volver a escribir su nombre y que todo lo que vea sean publicaciones que ella no querría que apareciesen. Me indigna.
Por otra parte, tampoco habría tenido nada de qué preocuparse si la sociedad no fuese una chupasangres, en lugar de una lectora inteligente de sucesos. Cuando logremos dejar nuestra atracción por los escándalos a un lado, y establezcamos unas prioridades sensatas con respecto a lo que ocurre en el mundo, renacerá la verdadera prensa, y estaremos realmente informados. O por lo menos, mejor que en estos momentos. 
(PORQUE SÍ, QUE LAS BIBLIOTECAS ESTÉN LLENAS A FINALES DE AGOSTO ME LA SOPLA. Y QUE LOS MINEROS SE HAYAN COMIDO UN PLATO DE ARROZ, MÁS TODAVÍA.)

Menos sensacionalismo encubierto en medios “respetables”, por favor. Y vamos a intentar aprender a considerar el espacio privado de los demás. Otra de las cosas que deben olvidarse en cuanto salimos del colegio, supongo…
¿Para esto están las facultades de periodismo, para que unas cuantas sanguijuelas tendenciosas seleccionen y manejen todo lo que se nos comunica?

3 comentarios:

  1. grasias grasias grasias
    no sé si te lo he dicho ya pero me gusta la imagen de tu perfil!

    ResponderEliminar
  2. toma ya la declaracion de intenciones ! que articulazo se nos ha marcado la señorita clytie jeje

    eso si, me quede con ganas de ver a quien te referias

    ResponderEliminar
  3. ESO SÍ ES UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA. DESDE ARGENTINA LLEGUÉ A TU BLOG, Y LAS FOTOS QUE HAY ME PARECEN LINDÍSIMAS!

    UN BESO GRANDE, TE INVITO A MI BLOG, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar